Max Jourdan, un líder que dejó una huella imborrable

Hoy se cumple un año del fallecimiento de Don Max Jourdan, fundador y director de LUCERNA durante 58 años y para honrar su memoria en todas las sedes de la empresa se han instalado hermosos arreglos florales como homenaje a un líder que permitió a un gran número de colaboradores desarrollarse como personas y como profesionales.

Quienes tuvieron el privilegio de trabajar con Don Max pudieron vivir de primera mano no solamente el inmenso amor que siempre demostró hacia su trabajo sino también el compromiso y respeto que tuvo hacia sus colaboradores, quienes más que empleados se consideraron miembros de una gran familia.

Todas las personas en LUCERNA fueron contagiados por su espíritu emprendedor y altruista y ahora tienen el deber de continuar adelante con una filosofía de trabajo que ha demostrado ser exitosa por seis décadas y que lo será por muchas más.